• El Dr. Carlos Centeno, de la Clínica Universidad de Navarra, apuesta por una enseñanza transversal de los Cuidados Paliativos en las facultades de Medicina, mientras Isidro García Salvador, presidente de la Asociación Española de Enfermería en Cuidados Paliativos, considera fundamental mejorar la formación en este ámbito con el consenso de clínicos, docentes y sociedades científicas

 

  • La profesora y payasa de hospital Verónica Elizabeth Macedo cierra el encuentro con sus ‘Clownfusiones en clownclusión’, una interpretación diferente de las sesiones a través de “la mirada de un payaso, Amandina, que busca volver a lo esencial con el juego y un lenguaje metafórico y divertido”

 

  • La cita de Santiago de Compostela acoge el acto conmemorativo del 25º aniversario de la revista ‘Medicina Paliativa’ con un homenaje a los directores de esta prestigiosa publicación científica, la única en español sobre Cuidados Paliativos

 

Santiago de Compostela, 26 de octubre de 2019 – Las XIII Jornadas Internacionales de la Sociedad Española de Cuidados Paliativos (SECPAL), que se han celebrado este fin de semana en Santiago de Compostela en paralelo a las IX Jornadas de la Sogacopal, han abordado la presencia de los cuidados paliativos en la Universidad, uno de los caballos de batalla de SECPAL, que defiende desde hace años que la formación específica en esta materia debe ser necesaria y obligatoria en las titulaciones de Medicina, Enfermería, Psicología y Trabajo Social como una formación necesaria para los futuros profesionales.

Así lo ha expresado el Dr. Rafael Mota, presidente de la sociedad científica, durante una intervención en la que ha ofrecido un recorrido entrañable y personal que partió del “sueño” temprano de ser médico para llegar “a una realidad” como “un clínico de Cuidados Paliativos en la Universidad”. En ella, también ha puesto de manifiesto la oportunidad de cambio que supone la Universidad para seguir avanzando en el desarrollo de una atención integral y humanizada.

Mientras, el Dr. Carlos Centeno, responsable de Cuidados Paliativos de la Clínica Universidad de Navarra y especialista en Bioética, ha reivindicado la educación médica en Cuidados Paliativos como vector de cambio en la Universidad y ha expuesto algunas experiencias de aprendizaje innovadoras en el Grado de Medicina.

“La Universidad es una gran oportunidad para los Cuidados Paliativos”, ha dicho el experto, con un cambio que “tiene que venir por el modo de educar, el modo de enseñar y también a través del propio crecimiento personal de los profesionales que se acercan a la docencia”.

Como ha explicado en su ponencia, “los cuidados paliativos no se pueden enseñar como se enseña tradicionalmente la medicina, hay que tener en cuenta su multidisciplinariedad, el trabajo en equipo y el abordaje global del enfermo”; un cambio, ha añadido, que debe trasladarse a la relación con los alumnos, haciendo “lo mismo que hacemos con los enfermos, centrándonos en ellos, respetando sus pensamientos, identificándolos como personas dignas de un trato exquisito, cuidando la comunicación y estando atentos a las necesidades de otra índole más allá de las físicas”.

La evolución, según ha explicado el Dr. Carlos Centeno, también debe llegar a través del modo de enseñar, “no basta con una asignatura, sino que los Cuidados Paliativos deben impartirse de un modo más transversal”. Por último, ha asegurado que “estas mejoras también llegarán para el profesional de Cuidados Paliativos que se acerca a la Universidad, porque su ejercicio profesional se enriquece notablemente con la docencia”.

Por último, Isidro García Salvador, enfermero en el Hospital Dr. Peset de Valencia y presidente de la Asociación Española de Enfermería en Cuidados Paliativos (AECPAL), ha realizado una aproximación a la situación actual de la formación universitaria que reciben los futuros enfermeros sobre la atención paliativa.

A este respecto, García Salvador ha considerado fundamental mejorar la capacitación de los profesionales en este ámbito, una tarea para la que se precisa “el trabajo conjunto entre clínicos, docentes y sociedades científicas”, con el fin de detectar qué necesidades existen y cómo es posible darles respuesta.

Según un estudio liderado por Pilar Vallés en 2016 y en el que se revisaron los planes de estudio de 121 facultades de Enfermería públicas y privadas, casi la mitad no incluía asignaturas sobre cuidados paliativos, aunque algunas dedicaban a esta materia algún módulo dentro de otras disciplinas. Entre las que sí contemplaban esta formación específica, ésta era optativa en uno de cada cuatro casos. Además, se observó una gran variabilidad en los créditos concedidos.

Ante esta realidad, desde AECPAL se propuso la realización de una monografía en la que, como sociedad científica, se lanza una propuesta de recomendaciones sobre la formación de CP en el Grado de Enfermería. El documento de consenso, Competencias enfermeras en cuidados paliativos, fue elaborado por un grupo de autores de referencia en este campo y se hizo llegar a la Conferencia Nacional de Decanos de Enfermería, sirvió de base para un Encuentro de Docentes organizado en el marco de las últimas Jornadas Nacionales de Enfermería en Cuidados Paliativos, celebradas en Mérida. De él salió un grupo de trabajo cuyo objetivo es desarrollar un “decálogo de buenas prácticas” para mejorar la enseñanza de los cuidados paliativos en las Facultades de Enfermería a partir del aprendizaje mutuo y el intercambio de experiencias entre docentes, personal clínico y sociedades científicas.

Clownfusiones en clownclusión

La última actividad científica de las XIII Jornadas Internacionales de SECPAL dejó a todos los asistentes con un dulce sabor de boca gracias a Verónica Elizabeth Macedo Cavicchio, licenciada en Arte Dramático, profesora universitaria de Interpretación y Clown y payasa de hospital desde hace 18 años. Fundadora de la ONG Saniclown, Amandina –su nombre artístico– supo pulsar las emociones de los participantes en el encuentro con su plenaria Clownfusiones en clownclusión.

Desde los contenidos que más han llegado al corazón de esta docente durante las Jornadas, les ha dado su propia interpretación “a través de la simplicidad de la mirada de un payaso, de un niño, no para infantilizar de ninguna manera al público sino para volver a lo más esencial y con otro lenguaje, que tiene más que ver con el lenguaje metafórico, el lenguaje divertido, el lenguaje del juego”, ha explicado Verónica Elizabeth Macedo, en definitiva, rememorar “todo lo compartido estos días, pero atravesado por los ojos de un personaje, Amandina, que tiene una mirada muy cercana al mundo sanitario, porque es payasa de hospital, pero también educadora”.

Así, esta bella Clownclusión cocinada con las Clownfusiones de las experiencias vividas ha salido de una mágica maleta de payasa, llena también de objetos mágicos, como unas tijeras gigantes, un huevo de plástico o un mandil de flamenca, para ofrecer, “una belleza transversal que despierte la sonrisa y la comunicación entre los seres humanos, después de ir de un lado a otro dando brincos”, como ha explicado la propia protagonista.

25 aniversario de la revista Medicina Paliativa

Las XIII Jornadas Internacionales de Cuidados Paliativos acogieron en la noche del viernes el acto conmemorativo del 25º aniversario de la revista Medicina Paliativa, en el que su director, Jesús González Barboteo, recorrió la trayectoria de esta publicación, la única en español sobre cuidados paliativos y la décima en el mundo con más artículos científicos sobre la atención al final de la vida.

Durante el acto, se rindió homenaje a los directores que han guiado el recorrido ascendente de Medicina Paliativa, los doctores Josep Porta, María Nabal y Miguel Ángel Cuervo, y se expusieron los retos que afronta una publicación que, un cuarto de siglo después de su nacimiento, se encuentra inmersa en un prometedor proceso de cambio que reforzará su calidad e impacto.

A %d blogueros les gusta esto: